Instituto de Investigación de la FIFA

Labosport es un instituto de investigación de la FIFA
Este anuncio ha sido compartido desde FIFA.com

  • Los Institutos de Investigación de la FIFA aumentan su apoyo continuo a la Subdivisión de Tecnología e Innovación del Fútbol
  • Proyectos que abarcan los Programas de Investigación, Calidad e Innovación de la FIFA, así como el equipo de Tecnología del Fútbol.
  • Las solicitudes para convertirse en Instituto de Investigación de la FIFA se recibirán cada dos años, y cada instituto deberá cumplir unos criterios de elegibilidad definidos y una disposición acordada para la publicación de trabajos en revistas científicas.

En la reciente Conferencia y Simposio de Investigación del Programa de Calidad de la FIFA, Labosport, Sports Labs y la Universidad Victoria fueron anunciados como los primeros Institutos de Investigación de la FIFA para la Innovación Tecnológica en el Fútbol. Esto marca la formalización a largo plazo de la colaboración de la FIFA con estos tres institutos de investigación líderes en su campo, con el fin de aumentar la aplicación de la ciencia en el fútbol.

La investigación ocupa un lugar central en todas las actividades clave de la Subdivisión de Tecnología e Innovación del Fútbol de la FIFA, y desempeña un papel vital en la exploración, validación e implementación de una variedad de productos, superficies, tecnologías e innovaciones. A través de proyectos conjuntos, sobre todo en la última década, la FIFA ha establecido relaciones con estas instituciones, y su contribución a la tecnología del fútbol es evidente a través de una serie de normas mundiales y publicaciones científicas.

Son muchos los retos a los que se enfrenta el sector y que requieren la aportación de la FIFA, desde la democratización de la tecnología hasta la nueva legislación, pasando por la sostenibilidad y mucho más.

La experiencia de los Institutos de Investigación de la FIFA se aprovechará en tres áreas clave:

  • Una cantidad acordada de recursos técnicos y humanos puesta a disposición durante la duración del mandato, que se asignará a las áreas de investigación pertinentes dentro de la subdivisión de Tecnología e Innovación del Fútbol de la FIFA.
  • Beneficiar a la comunidad investigadora del deporte en general comprometiéndose a publicar sus resultados en revistas especializadas.
  • Aportar pruebas empíricas para orientar los debates en el seno de los Grupos de Asesoramiento Técnico (GAT) del Programa de Calidad de la FIFA, que elabora las normas de ensayo y los requisitos para cada categoría de productos.Los tres Institutos de Investigación de la FIFA son conocidos por muchos, pero se presentan a continuación:

Labosport ha colaborado estrechamente con la FIFA desde la creación del Programa de Calidad para el Césped de Fútbol en 2001. A lo largo de este tiempo, Labosport ha probado productos e instalaciones de campo en todo el mundo, y su investigación e innovación han contribuido a aportar nuevos métodos de prueba y normas al Programa de Calidad de la FIFA. Además de las superficies de juego, Labosport también participa en otros programas de calidad de la FIFA, como la tecnología de la línea de meta, las superficies de fútbol sala y el programa de calidad de la FIFA para porterías de fútbol. La principal contribución de Labosport como Instituto de Investigación de la FIFA consistirá en acelerar numerosos proyectos para comprender mejor las superficies de juego (tanto naturales como sintéticas), y traducir estos conocimientos en nuevos métodos de prueba y normas.

La colaboración de Sports Labs con la FIFA comenzó en 2005 con una relación en la que se utilizó su experiencia en pruebas de superficies y una variedad de diferentes equipos deportivos. Desde entonces, como Instituto de Pruebas Acreditado por la FIFA en 7 programas de calidad diferentes que incluyen desde superficies de juego hasta tecnologías vestibles, Sports Labs se ha convertido en un colaborador fundamental del equipo de Investigación y Estándares. Aunque uno de sus puntos fuertes es la comprensión de la interacción entre el jugador y la superficie, su amplia experiencia en la mayoría de los programas de calidad de la FIFA les sitúa en una posición privilegiada para desarrollar nuevos métodos de prueba en todos los ámbitos. Los ejemplos van desde la adaptación de métodos de prueba existentes para nuevas tecnologías de fuera de juego hasta el desarrollo de nuevas técnicas de medición para la calidad de los balones.

La Universidad Victoria (VU ) trabajó por primera vez con la FIFA en 2016 llevando a cabo una investigación fundamental para establecer la viabilidad de una norma para evaluar la precisión de los sistemas electrónicos de seguimiento del rendimiento (EPTS). Esta investigación inicial llevó a la FIFA a desarrollar y perfeccionar un protocolo de pruebas, que ahora ha evaluado más de 40 sistemas de seguimiento diferentes. La VU, un Instituto de Pruebas Acreditado por la FIFA para EPTS, ha ampliado recientemente sus pruebas de EPTS para incluir el seguimiento proporcionado por la transmisión de vídeo (FIFA Basic), y el seguimiento esquelético utilizado para aplicaciones como la tecnología de fuera de juego semiautomatizado. La VU y la FIFA seguirán colaborando para generar más conocimientos sobre cómo se pueden evaluar las tecnologías más allá de la medición de la precisión y cómo se pueden entender mejor para ayudar a mejorar el juego.

Para convertirse en Instituto de Investigación de la FIFA deben cumplirse una serie de criterios de elegibilidad.

  • 5 años de colaboración con la subdivisión de Tecnología e Innovación del Fútbol
  • Asignación de una cantidad fija de recursos de investigación a los proyectos de investigación de la FIFA acordados
  • Un mínimo de 5 publicaciones científicas antes de la solicitud, con recursos dedicados a la publicación durante su mandato como Instituto de Investigación de la FIFA.
  • Capacidades de investigación interdisciplinarias demostrablesEl periodo de solicitud de nuevos Institutos de Investigación de la FIFA se abrirá cada dos años, y el próximo periodo de solicitud tendrá lugar entre mayo y agosto de 2024. Esta iniciativa ofrece una gran oportunidad para maximizar los recursos de investigación de los que dispone la FIFA, al tiempo que se contribuye a los retos del mundo real en colaboración con la industria y el mundo académico.