Equipamiento deportivo

Los equipos deportivos deben ser probados y certificados por un laboratorio independiente para cumplir determinadas normas de rendimiento o criterios de seguridad. El proceso de certificación ayuda a garantizar que el equipo es adecuado para el uso previsto y cumple determinadas normas de seguridad, durabilidad y rendimiento. El equipamiento deportivo certificado por un laboratorio también incluye los equipos de protección.

Las normas y criterios específicos que deben cumplir los equipos deportivos dependerán del tipo de equipo y del uso previsto. A menudo se exige que los equipos cumplan normas sobre materiales y procesos de fabricación para garantizar su seguridad y durabilidad.

Algunos de los equipos más comunes que prueba Labosport son tableros, balones, alfombras de escalada, sistemas electrónicos de cronometraje, postes de portería, rebotes y laterales, redes y marcadores.